martes, 15 de mayo de 2012

De priones y hombres (I)

Lo primero de todo, quisiera comentar que ésta es mi primera incursión oficial en el mundo de la divulgación científica. He leído algunos blogs muy amenos e interesantes especializados en este campo, que pretende acercar la ciencia de un modo ameno y sencillo (cuando sea posible), y pensé: “¿Y por qué yo no voy a poder hacer lo mismo?”.

La verdad es que incluso yo misma me pongo impedimentos a la hora de enfrentarme cara a cara a mi ordenador e intentar hablar de algo que yo crea que sea interesante, y que quiera que la gente conozca. Llevo algún que otro proyecto en mente, que espero algún día sacar a la luz. El problema, principalmente, es la falta de tiempo, ya que intento dedicarle todo aquél del que dispongo a trabajos y a estudiar. Otro obstáculo podría ser, también, que todavía no he encontrado un tema que haya calado en mi alma de futura científica e investigadora.



Aunque sea argentina no la toméis con ella, que no ha hecho nada malo.


Pero creo que esta vez sí que he encontrado un proyecto que pueda resultar interesante ya que, aunque no sea ni titular de telediario ni alarma social en estos tiempos que corren, es importante -al menos así lo creo- que se conozcan los avances que han hechos cientos de biólogos, microbiólogos, virólogos, etc en este... asunto. ¿Por qué tanto misterio? Tal vez por mero entretenimiento. Todo a su tiempo.